• slidebg1

¿Qué es la tecnología NFC?


La tecnología NFC es un estándar inalámbrico de comunicación basado en la emisión y recepción de datos a baja frecuencia (13.56 MHZ, por lo que no necesita licencias) y a corta distancia (unos 20 cm de alcance) que llega a velocidades de unos 424 KB/s y que está presente en la mayoría de los nuevos teléfonos inteligentes. Soporta dos modos, uno activo en el que los dos dispositivos generan un campo electromagnético para intercambiar datos y uno pasivo en el que uno de los dispositivos es el que genera el campo y el otro aprovecha este campo para transmitir los datos.


Hay que decir que la tecnología NFC, ya lleva años entre nosotros, desde Android 4.0 Ice Cream Sandwich, aunque no es muy conocida.  Ha sido últimamente cuando se ha empezado a hablar de hacer pagos con el móvil, cuando se ha empezado a conocer más. Además a día de hoy el acceso al chip NFC,  para los desarrolladores de IOS está bloqueado, aunque Apple en la WWDC 17 ha afirmado que abre el NFC del iPhone 7 y 7 Plus (y entiendo que del iPhone 8 y iPhone X) a los desarrolladores en la versión de IOS 11 con el framework de desarrollo llamado "Core NFC”. Es por eso que la parte práctica de este post está totalmente orientada a dispositivos Android.

 

¿Qué ventajas e inconvenientes presenta?

 

Se podría pensar que el NFC se parece mucho al Bluetooth o a los códigos QR. Pero para nada, es bastante diferente e incluye una serie de características que lo hacen único.

 

Salvando el inconveniente de que la velocidad de transmisión es muy lenta y por tanto no es recomendable para la transferencia de archivos grandes, el NFC presenta muchas ventajas:

 

  • No necesita preparación. El bluetooth requiere de un emparejamiento previo de dispositivos, el QR necesita de una app especial para leer códigos QR. NFC no requiere nada de eso, acercas el teléfono y ya está.

  • NFC ofrece una forma rápida, fácil y segura de transferir datos con el teléfono sin incurrir en un riesgo de seguridad importante. Está limitado a 20 cm de distancia, para evitar escaneos involuntarios. Además por defecto, con el dispositivo bloqueado, el chip NFC no funciona.

  • La velocidad de transferencia, aunque menor que la de Bluetooth, es suficiente para enviar pequeñas cantidades de datos, en una fracción de segundo, tales como texto, enlaces de Internet, contactos, accesos WLAN, ubicaciones, archivos, etc.

  • Y como resultado de todo esto, la automatización de tareas, se convierte en algo muy sencillo, gracias a las “NFC TAGS” y a las apps que permiten la lectura y escritura sobre estas etiquetas. Más adelante vamos a ver la cantidad de usos de que dispone la tecnología NFC.



Activar NFC y Android Beam

 

Si su dispositivo tiene NFC, es necesario activar el chip y Android Beam para que pueda utilizar NFC:

 

  • Vaya a Configuración > Más

  • Pulse el interruptor NFC para activarlo. La función Android Beam también se activará automáticamente.

 

Si Android Beam no se enciende automáticamente, seleccione Sí para activarlo.

Las capacidades NFC de los teléfonos inteligentes funcionan en paralelo con Android Beam. Si Android Beam está deshabilitado, puede limitar la capacidad de compartir NFC.

 

Ambos dispositivos de envío y recepción deben tener activado NFC y Android Beam. Y ninguno de los dispositivos debe estar bloqueado. Cuando los dos dispositivos se detecten entre sí, obtendrá retroalimentación háptica. No separe los dispositivos hasta que se haya iniciado la transmisión.

 

En concreto Android Beam, resulta muy útil, a la hora de pasar el contenido de aplicaciones de un dispositivo a otro, simplemente uniéndose por su parte trasera y a continuación tocando la pantalla. Puedes pasar rápidamente, por ejemplo, un contacto, una foto, una ubicación, una página del navegador, un video de youtube, una conexión Wi-Fi o una aplicación (realmente el enlace a Google Play).

 

 

Etiquetas NFC o “TAGS”

 

 

Una etiqueta NFC, es básicamente una etiqueta pasiva, que se utiliza para comunicarse con los dispositivos NFC activos. Es decir, que únicamente uno de los dos dispositivos necesita una fuente de alimentación. Y del mismo modo, el otro dispositivo, la etiqueta NFC, no necesita batería. Y esto es lo que se conoce como una NFC Tag.

 

Las NFC Tags son pequeñas etiquetas/chapas/pulseras que incluyen un pequeño chip NFC en modo pasivo que cuestan entre 0,15 y 3€ dependiendo de la cantidad. No necesitan batería y se puede grabar en ellas cualquier cosa: una dirección web, unos datos de contacto, un número de teléfono, un programa, una serie de órdenes, etc.

Incluso, dichas etiquetas, además de leer y escribir en ellas, permiten acciones como copiar, borrar, bloquear, establecer o borrar contraseña, formatear o bloquear.

 

Las NFC Tags tienen dos modos posibles: escritura-lectura o únicamente lectura. De esta manera podemos ir cambiando su contenido a nuestro gusto o bien predefinir un contenido y que no se pueda cambiar. Este último está más orientado al uso comercial, dónde se puede, por ejemplo, grabar la url de una Marca para que cuando pases el móvil se abra su web o en un local, grabar el acceso Wi-Fi, para que los clientes puedan conectarse simplemente acercando el dispositivo a la etiqueta en cuestión.

 

Aplicaciones

 

Hay cantidad de aplicaciones que nos permiten hacer uso de la tecnología NFC, he probado unas cuantas, pero la verdad, me quedo con estas dos que pongo a continuación y que se complementan entre sí, la principal, que es para la lectura / escritura, y la otra para la automatización de tareas. Además las tareas se pueden configurar de tres formas: activar, desactivar o interruptor, lo que permite aún más comodidad en la automatización. Tienen algunas funcionalidades sólo disponibles en la versión PRO, pero lo que ofrece en su versión gratuita es más que suficiente:

 



Usos del NFC

 

El NFC, además de los que hemos ido mencionando, tiene muchos más usos. Aquí unos cuantos ejemplos:

 

Pagar

 

Google y Apple están promoviendo Android Pay y Apple Pay, sus aplicaciones para pagar mediante NFC. Aunque aún queda camino para que esta forma de pagar se estandarize en la mayoría de países. Una vez configurado correctamente, para pagar únicamente has de acercar tu teléfono a una máquina y aceptar el pago. Sencillo y rápido. Para los que dicen que si te roban el móvil es un peligro, hay que pensar que siempre puedes bloquear o borrar remotamente el móvil y eliminar los datos.

 

Compartir contenido

 

Ya lo hemos visto con Android Beam. A partir de ahora, compartir archivos, contactos y cualquier contenido de aplicaciones, es tan simple como tocar dos móviles y listo.

 

Emparejar dispositivos

 

Tan simple como con un toque vincular nuestro Android a otro dispositivo como puede ser un altavoz inalámbrico bluetooth, nuestra TV o incluso nuestro ordenador.

 

Etiquetas de información

 

En muchas zonas turísticas en lugar de mostrar los típicos carteles con información de lo que vemos, nos muestran una etiqueta NFC que al entrar en contacto con nuestro dispositivo, nos muestra la información de lo que vemos. Esto permite ofrecer una experiencia mucho más enriquecida a los turistas.

 

Tarjetas de identificación

 

Llevar tu DNI, carnet del coche, pasaporte y todos tus documentos de identificación en tu Android. Con un simple toque, poder identificarte en sitios como aeropuertos, estaciones de tren, etc. Además la tecnología NFC se incorpora al DNI español desde la versión 3.0 para facilitar los trámites que requieren de certificado:
https://www.dnielectronico.es/PortalDNIe/PRF1_Cons02.action?pag=REF_038

 

Tarjeta de visita

 

De esta forma podemos, por ejemplo, añadir nuestra información de contacto a una etiqueta y colocarla de forma accesible para los clientes o simplemente llevarla en la cartera para que en el momento que quieran guardarse nuestro contacto, con tan solo acercar su teléfono a la etiqueta ya obtenga los datos. Así también podemos ahorrarnos unas cuantas tarjetas de visita.

 

Enlazar a una página web

 

Al igual que los códigos QR, que sin darnos cuenta se han adueñado de casi todas las etiquetas comerciales, podemos crear una pegatina que enlace a una página web, por ejemplo de nuestro negocio. O incluso que nos lleve a un archivo PDF donde encontrar información relativa a ella: la carta de comida en caso de un restaurante, catálogo en caso de una tienda, etc.

 

En la vida cotidiana

 

En casa también podemos hacer múltiples usos del NFC utilizando tags, aquí puede ayudar la imaginación. Estos son algunas formas creativas de utilizar el NFC:

 

  • Establecer la conexión Wi-Fi de casa en una tag pegada al router o en la entrada de casa, para que cuando vengan invitados, puedan conectarse leyendo la etiqueta.

  • También podríamos configurar una etiqueta, en el portátil, por ejemplo, con una acción de tipo “interruptor” para activar/desactivar el hotspot de nuestro smartphone y así conectarnos a internet en el portátil cuando no tengamos conexión Wi-Fi.

  • Establecer tres o cuatro alarmas, en función de lo que nos cueste despertarnos, con sólo leer una etiqueta de la mesita de noche. O por supuesto, silenciarlas. O del mismo modo, activar el modo avión para dormir.

  • Activar el temporizador en la cocina. Por ejemplo, usando tres etiquetas para activar el temporizador de 5, 10 o 15 minutos y que no se nos queme la pizza! Podemos acompañar la tarea de temporizador con una tarea TTS (Text To Speech), que nos chive que hemos puesto el temporizador adecuado: “Temporizador de 10 minutos activado”.

  • Activar el “modo hogar”, con sólo leer una etiqueta en la entrada de casa que suba el volumen, active el Wi-Fi, apague el bluetooth e incluso que encienda el ordenador mediante la función Wake on Lan.

  • Hacer una llamada telefónica o enviar un SMS, de forma automática

  • En el coche también podemos utilizar una etiqueta interruptor para activar/desactivar el “modo auto” así, al entrar al coche, podemos por ejemplo: apagar el Wi-Fi, encender el bluetooth para emparejar el manos libres o la radio, activar la lista de reproducción favorita e incluso abrir la aplicación de Android Auto para que nos lea los whatsapps mientras conducimos.

  • En el trabajo, puedes utilizar una tag para que se encienda la Wi-Fi, silencie el sonido y active la vibración.

  • Y cualquier cosa que se le pueda ocurrir a uno :)







Conclusión

 

La tecnología NFC tiene mucho potencial y puede resultar realmente útil para las tareas cotidianas y en especial para los pagos, aunque estos últimos todavía no están muy extendidos. Por otra parte el NFC aún tiene cosas que mejorar como la velocidad de transmisión. En cualquier caso, hoy en día, es muy recomendable tener en cuenta el NFC a la hora de renovar el móvil porque todo parece indicar que en los próximos años se irá incorporando aún más a la vida diaria.

 

 

Públicado el 20/09/2017

Comparte este post:

CATEGORÍAS: Aprendizaje Desarrollo Usabilidad