• slidebg1

La Propiedad Intelectual de una APP


El desarrollo de una Aplicación Móvil forma parte del "grupo de creaciones originales literarias, artísticas o científicas expresadas por cualquier medio o soporte, tangible o intangible, actualmente conocido o que se invente en el futuro”.

 

Lo que quiero decir con esto es que la creación de su diseño y software se rige por una propiedad intelectual y derechos de autor que cedemos a los clientes una vez entregado el proyecto. Este es un tema que siempre hay que aclarar porque preocupa y es normal. Vamos a dedicar este post para tratar de definir que peculiaridades hay, de quién las propiedad intelectual, quién es el autor de la obra, que incluye y que no.

 

La Propiedad Intelectual es el conjunto de derechos de autor que corresponden a los autores sobre las obras de su creación. Por lo que es algo que se debe manifestar en el contrato que se firme y dejar muy claro que la empresa creadora de una App cede esos derechos a quien le contrata el proyecto.

 

Estos conjuntos de derechos son de dos clases:
 
- Derechos morales: que corresponden al reconocimiento de autoría e integridad de la obra, realmente es la empresa desarrollada de aplicaciones la autora de la obra (Aplicación Móvil). Se considera autor a la persona natural que aparece como tal aunque en el caso de las APP corresponde a la persona jurídica (empresa) que tiene los derechos de la propiedad intelectual y que bajo acuerdo por las dos partes debe ceder.
 
- Derechos económicos que corresponden a los derechos de explotación y beneficio de dicha aplicación. La ley establece como derechos de explotación los derechos de reproducción, distribución, comunicación pública y transformación. Dicho derecho es de duración limitada y transferible, por lo que es importante que la empresa que desarrolla el proyecto debe manifestar la voluntad de ceder dichos derechos a su cliente una vez terminado y entregado el proyecto.
 
Estos derechos de los que hablamos nacen en el momento de la creación de una Aplicación, por lo que si se registra es simplemente como medio de protección y prueba de derechos. A raíz de esto surgen tres conceptos muy comunes y que es interesante que diferenciemos: Copyright, Copyleft y Creative Commons
 

Copyright

Es el sistema angloamericano de derechos de explotación de una obra. En nuestro sistema de derechos de autor (europeo continental) es un símbolo © que asociado a un nombre indica titularidad de derechos de explotación. Normalmente, aunque no necesariamente, va seguido de la expresión “todos los derechos reservados”.
 

Copyleft

Son las licencias que exigen como condición que las obras derivadas que se creen se compartan con una licencia igual o equivalente. Copyleft no es lo contrario de copyright, a pesar del juego de palabras. Se dice que copyleft es copyright ya que sólo el titular de los derechos de autor puede otorgar a su obra la licencia de uso que estime conveniente. Es de uso común con todo lo que tiene que ver con software y aboga por el uso de licencias libres para compartir y reutilizar las obras de creación, algo muy común en el sector del desarrollo de aplicaciones móviles.
 

Creative Commons

Siguiendo la idea de compartir ciertos derechos, aparecen estas licencias con las que el autor otorga a la comunidad una mayor libertad de uso sobre su obra aunque bajo determinadas condiciones. Estas condiciones son escogidas por el propio autor, de modo que frente una obra con "todos los derechos reservados" las licencias Creative Commons proponen "algunos derechos reservados". Tras un proceso de adaptación tenemos en España desde el año 2004 seis modelos posibles de licencias Creative Commons a elegir.
  • Reconocimiento (by): Se permite cualquier explotación de la obra, incluyendo una finalidad comercial, así como la creación de obras derivadas, la distribución de las cuales también está permitida sin ninguna restricción.
  • Reconocimiento – NoComercial (by-nc): Se permite la generación de obras derivadas siempre que no se haga un uso comercial. Tampoco se puede utilizar la obra original con finalidades comerciales.
  • Reconocimiento – NoComercial – CompartirIgual (by-nc-sa): No se permite un uso comercial de la obra original ni de las posibles obras derivadas, la distribución de las cuales se debe hacer con una licencia igual a la que regula la obra original.
  • Reconocimiento – NoComercial – SinObraDerivada (by-nc-nd): No se permite un uso comercial de la obra original ni la generación de obras derivadas.
  • Reconocimiento – CompartirIgual (by-sa): Se permite el uso comercial de la obra y de las posibles obras derivadas, la distribución de las cuales se debe hacer con una licencia igual a la que regula la obra original.
  • Reconocimiento – SinObraDerivada (by-nd): Se permite el uso comercial de la obra pero no la generación de obras derivadas.
 
Espero que estas definiciones aplicadas a las APPs clarifiquen un poco más qué derechos se generan cuando se desarrolla una solución móvil y como se deben tratar.
 

Fuentes:

Universidad Carlos III Madrid:
 
Creative Commons España:
 
 
 

Públicado el 26/04/2016

Comparte este post: