• slidebg1

¿Cuánto cuesta una App para tu empresa?


Esta es seguramente la primera pregunta que se realiza una empresa o emprendedor cuando tiene una idea y desea desarrollar una App para llevarla a cabo. De hecho, las dos preguntas más frecuentes que se le suelen hacer a los desarrolladores de aplicaciones móviles son, ¿Cuánto cuesta desarrollar una aplicación móvil? y ¿Cuánto tiempo se tarda en desarrollar la App?

Desgraciadamente, no hay una respuesta definitiva, ya que como en cualquier otro ámbito, hay muchas diferencias. La pregunta tendría una respuesta similar a ¿Cuánto cuesta una casa?. Pues los hay de todas las calidades y precios en función de muchas variables como el tamaño, la ubicación, si es de obra nueva, o vieja, los materiales empleados, los servicios cercanos, etc.
 
Del mismo modo, en el mundo de las Apps ocurre algo similar. Hay herramientas que permiten a neófitos sin experiencia en programación "montar" algunas aplicaciones sencillas, por no mucho más de 10€ al mes. Suelen ser no obstante prototipos sin demasiado recorrido o aplicaciones extremadamente sencillas que se limitan a mostrar información estática.
 
Sin entrar en el mundo de los grises intermedios, bajo mi punto de vista de experto, habiendo trabajado desarrollando Apps móviles para terceros desde hace casi una década, la mayoría de clientes, esperan de su aplicación algo mucho más completo, funcional, y en algunos casos, es la base de su negocio, por lo que deben contratar el desarrollo de las mismas a un experto desarrollador, evitando los "atajos" y herramientas que prometen mucho a bajo coste.
 
Asimismo, es muy difícil que una sola persona pueda desarrollar un producto de empresa o de negocio de cierta envergadura, ya que para poder desarrollar una aplicación de forma satisfactoria, hay que tener una serie de factores que es muy difícil pueda abarcar con un sólo perfil profesional. Análisis y planificación del proyecto, diseño gráfico y usabilidad, desarrollo iOS, Android y en ocasiones web, un sistema de backend (servidor de datos) y backoffice (panel de administración) para poder gestionar las aplicaciones, un protocolo de calidad y testing, así como los conocimientos necesarios para la publicación, posicionamiento y captación de usuarios en las tiendas (Appstore y Google Play). En otros casos, hay que realizar integraciones con ERP's o APIs de terceros.
 
Finalmente, toda App requiere de un esfuerzo constante para mantenerla viva, de modo que se necesita realizar actualizaciones de forma periódica, para corregir, mejorar o añadir novedades a la misma.
 
La respuesta a ¿cuánto cuesta mi App? va complicándose. Al final va a depender en gran medida de la cantidad de servicios y la calidad esperada de los mismos.
 
 
En el caso del desarrollo de una App empresarial, o una App como base de negocio de una startup, es probable que la App además sea relativamente compleja o novedosa, y la respuesta puede inicialmente asustar al cliente y es que las aplicaciones móviles no son páginas Web. Las aplicaciones son mucho más complejas y requieren estar muy especializado para poder desarrollarlas y mantenerlas de forma adecuada.
 
El coste total, dependerá, obviamente, de la complejidad y servicios necesarios para desarrollar la aplicación, pero para hacernos una idea más concreta, una aplicación completa, con todos los servicios necesarios para tener garantías de éxito, suele costar entre 15.000 € y 60.000 € por cada plataforma, y el tiempo de desarrollo suele estar entre las 8 y 16 semanas. Si se desea para múltiples plataformas, entonces el precio aumenta, del mismo modo que si se contratan otros servicios como el diseño gráfico o la asesoría para la publicación y promoción de la App.
 
Si bien son simples referencias, algunas empresas, ofrecen herramientas online, que nos ayudan a grosso modo a realizar una valoración aproximada de nuestra App. Estas son algunas de ellas:
 
 
 
Teniendo esto en cuenta, hay que decidir, si finalmente vale la pena o no desarrollar una App a nivel de negocio, lo cual implica tener un retorno de la inversión en algún momento, y en tal caso elegir la empresa adecuada que ofrezca las mejores garantías, o por el contrario, desechar la idea inicial.
 
Muchas empresas optan también por desarrollar una sola plataforma o realizar un prototipo simplificado, normalmente llamado MVP (Producto mínimo viable) de forma que puedan validar a nivel de usuario que la idea original va por buen camino, realizando una inversión menor y limitando el riesgo.
 
En Develapps, llevamos años, ayudando a nuestros clientes a conseguir el éxito a través de sus aplicaciones móviles y somos expertos en toda la cadena de valor necesaria desde el diseño y desarrollo, hasta la publicación y posterior mantenimiento y promoción.
 

Públicado el 15/02/2016

Comparte este post:

CATEGORÍAS: Actualidad Desarrollo