• slidebg1

Cómo se hace una app (primera parte)


El camino de la idea hasta los usuarios

 

Hacer una app no es solo programar una app

Cuando pensamos en lo que nos costará tener una app desde cero, lo habitual es considerar el coste de programación de la app únicamente. Sin embargo, la creación de una app lleva diferentes pasos para asegurar el éxito de la misma.

Introduciré el proceso con una metáfora. Antiguamente, cuando una persona pensaba “quiero tener una casa”, pensaba en lo que iba a costar poner los cimientos y los ladrillos para construir su casa. Incluso es posible que se construyera la casa la propia persona (como fue el caso de mi abuelo, con la casa de verano). Hoy en día, ni se nos ocurre la posibilidad de hacernos nosotros la casa. Pedimos presupuestos, dando información para que se puedan hacer cargo de la ubicación, el tamaño de la casa, cuántos baños queremos que tenga, el tipo de tejado… A partir de ahí, el arquitecto crea planos, realiza estudios del suelo, aplica normativas… el trabajo es extenso para que la casa tenga calidad y se ajuste a nuestras necesidades, aportando su nivel profesional. Empezar una app con el desarrollo es algo similar a ponernos nosotros a construir una casa directamente, sin siquiera planos. Vamos a continuación a ver cómo “construir nuestra app”.

 

El proceso de creación de una app

En Develapps tenemos un proceso definido para estudiar las necesidades y definir al máximo la app. De ese modo, al llegar a la fase de desarrollo, contaremos con toda la información posible sobre la app, e igual que con una casa, tras el estudio completo se puede definir cuánto material se necesitará, cuánto tiempo costará hacer la casa, etc., lo mismo nos ocurrirá con la programación de la app. El proceso que seguimos tiene un orden definido:

  • Análisis
  • Diseño
  • Desarrollo
  • Pruebas de calidad
  • Entrega

 

Ejemplo de planificación

 

Primer paso: análisis

¿Qué va a hacer la app? Esa es la primera pregunta a la que damos respuesta desde Develapps, con el cliente, en el proceso de creación de la app. Si yo pienso en la casa que me gustaría tener, probablemente piense en la casa en los términos siguientes: “quiero una casa que sea amplia y tenga vistas al mar”. En Develapps recibimos una definición de app por parte del cliente en estos términos en la mayoría de ocasiones. E igual que el arquitecto averiguará datos desde los más básicos como “pero, ¿de qué terreno dispones?”, en Develapps desarrollamos al máximo, a partir de la idea y junto con el cliente, la definición de la app. 

En esta fase definimos por ejemplo, si va a haber usuarios que puedan iniciar sesión desde dispositivos diferentes (y por tanto, si se va a requerir de un servidor), qué tipo de información vamos a tratar, si requerimos geo-localización, qué acciones van a realizar los usuarios.

Definimos las estructuras de datos, las librerías que se requerirán (por ejemplo, Stripe para pagos) y las historias de usuario.

Las historias de usuario definen qué podrá hacer cada usuario en la app. Un ejemplo de historia de usuario: “como usuario registrado de la app podré seleccionar tres etiquetas que me definan”. Como se puede ver, con esta historia de usuario, tenemos información muy básica sobre una característica de la app, sin tener todavía acceso al diseño gráfico, ni cómo se implementará. Estas cosas se definirán en la siguiente fase.

 

Segundo paso: diseño

El diseño de la app incluye por supuesto cómo será gráficamente la app, y también la usabilidad (UX) de la app. Por otro lado, también incluye la definición de solución técnica.

Con el ejemplo del análisis, pasaríamos a tener un caso de uso como el siguiente:

 

 

En la pantalla aparecerá una nube de etiquetas, ordenada según el orden que nos llegue del servidor. Se mostrarán tantas etiquetas como quepan en pantalla. El número a seleccionar es de tres. El texto superior (“Describe your personality”) cambiará según el número de etiquetas seleccionadas. Texto superior:

  • Menos de 3 etiquetas seleccionadas: “¡Elige tres etiquetas que te definan!”
  • 3 etiquetas “¡Bien! Pulsa sobre Siguiente”.

Texto subtítulo:

  • “(núm. etiquetas seleccionadas) seleccionadas”.

En la parte inferior de la pantalla se mostrará un botón con forma de caja de búsqueda. Al pulsar sobre el mismo, se realizará una animación a la pantalla de búsqueda de etiquetas.

 

Con esta información, hemos definido una pantalla relativamente sencilla. De forma similar a lo que ocurriría con un plano de una habitación, sabemos exactamente cómo se tiene que comportar esta pantalla. Además, tenemos un diseño gráfico y de usabilidad que nos muestra orientativamente cómo se mostrarán los elementos; los colores de la app; etc.

 

Siguientes fases: desarrollo, pruebas de calidad, publicación de la app

Para no hacer este post muy pesado, continuaremos en otro post con las siguientes fases que también son clave para el desarrollo de una buena app. Aquí solo indicaré que en Develapps tenemos un proceso de calidad a través de todo el proceso de desarrollo, pero al final de todo el desarrollo se realizan pruebas en profundidad de toda la app para entregar una app de máxima calidad al cliente.

 

¡Continuará!

 

 

Públicado el 23/05/2017

Comparte este post: