• slidebg1

Startups sobrevaloradas - A la caza del Unicornio


En los últimos meses estamos aconteciendo a un fenómeno inesperado en el mundo de las startups, del que nos gustaría hablar, ya que afecta, en gran parte al negocio y al desarrollo de Apps.

Desde hace varios años, existe a nivel mundial, una fiebre del oro, en el que algunos emprendedores, cegados por el rápido crecimiento y valoración en mercado de algunas conocidas startups, intentan conseguir repetir dichos éxitos, muchas veces con más ganas que conocimientos y con la convicción de que su gran y única idea, va a tener una espectacular acogida entre los inversores.

Mi opinión, al respecto, tras haber trabajado con varios cientos de startups tanto en Reino Unido como España, es que más lejos de la realidad, el día a día del emprendedor, es más bien todo lo contrario. Es duro. Muy duro. Adquirir usuarios es mucho más complejo de lo que parece. A todo el mundo le encanta tu idea, pero nadie se atreve a "comprarla". Vender servicios a tus usuarios es todavía más duro. A todo el mundo le encanta, pero nadie es capaz de pagar un sólo euro por tenerlo. Los inversores, si los tienes, no son tu ángel de la guarda. Quieren su dinero... y multiplicado por diez a poder ser, y en el menor tiempo posible. Del mismo modo, desarrollar y mantener un servicio o producto online con la calidad necesaria para satisfacer este mercado, es caro y no lo puede (o debe) hacer el primo de tu cuñado que es informático. Es por tanto un negocio casi "imposible" en el que aproximadamente un 80% fracasan, un 15% sobreviven y un 5% tienen éxito.

Hace algunos meses, participé en un debate, denominado "La burbuja de las Apps", en el que defendí, que las Apps, al contrario que las puntocom o las startups, no han generado ningún tipo de burbuja. Las Apps, son fundamentalmente herramientas al servicio de las empresas y emprendedores, con la ventaja adicional de que pueden llegar a ser un negocio en sí mismas, si bien no tienen por qué ser los casos más habituales.

Es más, bajo nuestra experiencia en Develapps, las Apps que actúan como un servicio o apoyo a un negocio bien establecido, suelen tener mejor aceptación y recorrido, que las Apps de "ideas revolucionarias" o como los llamamos nosotros cariñosamente, los "illuminati". Sólo hay que hacer un ejercicio, abrir nuestro teléfono móvil, ver qué Apps tenemos instaladas y cuáles usamos de forma frecuente. Seguramente la mayoría de gente, no usamos más de 10-15 Apps y la mayoría vienen preinstaladas en el teléfono.

Toda esta teoría, basada en la práctica profesional, no hace más que afianzarse tras ver las últimas noticias relacionadas con el mundo de las startups. Afamadas y sobrevaloradas startups aka "unicornios" como Mailbox, Carrousel, Parse.com han anunciado su cierre definitivo. Compras como la de WhatsApp por parte de Facebook, parecen no tener sentido económicamente hablando, y empresas líderes como Twitter todavía no saben cómo generar suficientes ingresos. Otras empresas como Uber, AirBNB, BlablaCar y en general startups de economía colaborativa, plantean serias dudas de legalidad, o al menos trabajan de forma alegal, en función del país donde operan, y es probable que muchas no puedan continuar sus multimillonarios negocios en un futuro próximo, dejando grandes dudas en el camino.

En definitiva, lo que quiero explicar con esto, es que las Apps no son una moda pasajera. Han venido para quedarse. Son herramientas, a día de hoy imprescindibles. Eso sí, vaticino que en poco tiempo comenzaremos a ver menos Apps como negocio en sí mismo, y un aumento de aplicaciones orientadas a un sector más profesional. La empresa tradicional, parece que comienza a dar importancia a las Apps como herramienta, especialmente de soporte, captación y fidelización de sus clientes, entendiendo que esta es una parte clave de su negocio, en la que vale la pena invertir. De hecho ya, sectores como salud, fintech y m-commerce o comercio electrónico a través de dispositivos móviles, están emergiendo con mucha fuerza.  Es en estas áreas, en las que desde nuestra empresa, nos estamos especializando desde hace años, con un gran portfolio, habiendo obtenido premios y experiencia de forma que esperamos no nos coja el "unicornio" por el cuerno.    

Públicado el 09/02/2016

Comparte este post:

CATEGORÍAS: Actualidad Desarrollo