• slidebg1

Sobre aceleradoras y Startups en España


Hace unas semanas tuve la oportunidad de asistir a una conferencia impartida por uno de los directivos de Google España. La sesión, que tuvo lugar en el Colegio Mayor Albalat de Valencia, fue breve… pero brillante. En un momento dado, una persona del público se levantó e interrogó al ponente sobre cómo Google invierte en proyectos tecnológicos. La respuesta fue que, a día de hoy, da la sensación de que hay más aceleradoras de startups que startups. En ese momento me acordé de mi amigo Dani Lapesa (CEO de Shipeer), porque él me dijo lo mismo hace algún tiempo.

Hay muchos tipos de aceleradoras, pero casi todas cumplen un mismo patrón: coger la startup en su etapa inicial y ayudarla en la configuración de su modelo de negocio. Generalmente a cambio de equity.

Hace unos años no sabíamos ni lo que eran, ¡y ahora no vemos otra cosa! ¿Qué gran empresa no posee una aceleradora de startups hoy en día? Según Startupxplore, hay casi 100 incubadoras y aceleradoras en España. Pero la cuestión más importante que se está planteando en el sector emprendedor español es: ¿hay demasiadas aceleradoras en nuestro país? Podríamos seguir pedaleando sobre este asunto mucho tiempo, porque hay muchas -y muy diferentes- opiniones. No obstante, parece que la balanza apunta a una posible saturación de aceleradoras.

Luis Martín Cabiedes ya señaló en su momento este aparente desajuste entre el crecimiento del número de aceleradoras y el déficit en el número de startups aptas para las mismas: “En España hay demasiadas incubadoras… y pocos huevos”. 

Coca Cola inauguró el pasado 2017 con el siguiente titular: “Cerramos nuestra aceleradora tres años después”. Tenía su sede central en EEUU, pero estuvo presente en más de nueve países -con Estambul y Berlín entre ellos-. Los objetivos de la empresa estaban claros. Había que atrapar el conocimiento y el emprendimiento que tuviese que ver con dos de los intereses principales del imperio rojo: la distribución y el bienestar. Así, en los tres años de funcionamiento de su aceleradora, Coca Cola trabajó con 12 startups de corte tecnológico. Y lo cierto es que casi ninguna destacó demasiado, ni dentro ni fuera de la compañía: algunas echaron el cerrojo tras no lograr mantenerse a flote, y se declararon insolventes; otras, como Wonolo, tuvieron posibilidad de cerrar grandes rondas de financiación fuera de la protección de la multinacional, aunque ninguna terminó superando las expectativas.

No debe extrañarnos que el 90% de los proyectos fracasan antes de cumplir los cuatro años.

Sin embargo, el caso de Wayra (aceleradora perteneciente al grupo Telefónica) es distinto. Desde 2011 han pasado por sus manos más de 75 startups -muchas de ellas con gran crecimiento en poco tiempo-. Con el empuje que supone el apoyo de una gran compañía, esta aceleradora cuenta con programas de aceleración en doce países del mundo.

Cada vez son más las empresas que están "metiendo el hocico" en el ecosistema emprendedor de las startups a través de una aceleradora: Mercadona, Banco Sabadell, JustEat, Mahou, Bankia… y como éstas, cientos de empresas de diversos sectores.

El colmo fue cuando, ayer por la tarde, leí este titular en la prensa: “El Benfica se convierte en el primer equipo de fútbol en poner en marcha una aceleradora de startups”. En este programa se seleccionarán diez startups internacionales que quieran cambiar para siempre el mundo del deporte. La aceleración intensiva de las mismas se llevará a cabo en un programa inicial, que durará tres meses. Además de ofrecerles todo lo necesario para llevar a cabo su proyecto, el Benfica proporcionará a los participantes el mentoring de sus expertos en rendimiento deportivo, nutrición, wellness y mindfulness.

 

Las diez startups seleccionadas contarán con una inversión inicial de 10.000 euros, que podrán sumar a posibles rondas de inversión de alguno de los business angels que participarán en el programa.

Como decía antes, se podría generar un interesantísimo debate sobre este asunto: sobre si hay demasiadas aceleradoras o no en nuestro país; o incluso en Europa en general.

Entonces, ¿qué podemos hacer? Si hay tantas aceleradoras… ¿dónde es mejor emprender? ¡Je, je! ¿y cómo contestamos a esto?

Pues, como todo, depende de muchos factores: del proyecto que tengas entre manos, del sector al que quieras dirigirte, del tipo de proyecto que estés lanzando (app, e-commerce, Marketplace, Saas, etc).

Pero, si tu proyecto es una app… déjame que te cuente un secreto: las mejores apps de España se desarrollan en Develapps. Esto sí que puedes tenerlo claro.

Enlaces referenciados:

https://cmalbalat.wordpress.com/2017/02/23/navegando-en-la-tormenta-perfecta/

https://hipertextual.com/2016/12/aceleradora-coca-cola

http://www.muypymes.com/2017/03/13/benfica-futbol-aceleradora-startups

 

 

Públicado el 30/03/2017

Comparte este post:

CATEGORÍAS: Actualidad Noticias Tendencias